Sumergido en un oasis exuberante, entre olivos, palmeras y algarrobos, el agroturismo Palmero es un hotel moderno con vistas al mar en Alassio apenas a un kilómetro del famoso "Muretto" celebres por sus firmas.

Cercano a la villa que fue refugio de Carlo Levi, escritor y pintor turinés, que había elegido la ciudad de la Riviera Ligure di Ponente como un lugar para pasar las vacaciones. El autor de "Cristo se detuvo en Éboli" le gustaba detenerse durante sus largos paseos por las colinas, para debatir sobre la flora y la fauna con los propietarios de la finca "Palmero", ahora dirigido por su joven sobrina, Marcella Mugnaini Pisano, que une el amor por los animales y la agricultura, con la hospitalidad.

Un tipo de aldea, característico del campo de Liguria, rodeado de vegetación típica mediterránea, los viejos establos junto con el antiguo caserío han dado vida a una empresa receptiva moderna con habitaciones habilitadas sin dejar nada al azahar y para dar la mayor comodidad posible a los huéspedes.

La relajación es la palabra clave que le ha permitido a la propietaria para establecer una garantía de un trabajo de éxito seguro.